El impacto del juego en la cultura: La construcción de un mito

Como ya hemos visto en nuestro blog, la relación del ser humano con el juego, es una de las formas más primitivas de interacción humana. Esta relación histórica le ha dotado de una popularidad que ha trascendido su función lúdica. De esta forma, a medida que la industria del juego se ha ido desarrollando, el universo que lo rodea se ha convertido en uno de los objetos y entornos de representación artística más populares de todo el mundo.

Escritores, músicos, directores de cine y otros artistas, han inspirado en ello algunas de sus obras más conocidas, construyendo un rico relato a su alrededor, en ocasiones cargado de mitos y de clichés, que han conformado una imagen en el imaginario colectivo que resulta muy alejada de la realidad del juego en nuestro país.

El juego y los casinos encontraron su espacio en la literatura cuando, en 1283, se publicó El libro de los juegos, de Alfonso X, Rey de Castilla y León, la primera guía sobre juegos. Miguel de Cervantes tampoco resultó ajeno a la tradición del juego, pues nos ofreció una de las primeras descripciones del entonces popular juego ‘la veintiuna’ (conocido en la actualidad como Black Jack), en su obra Rinconete y Cortadillo (1612).

Fuera de nuestras fronteras, el novelista ruso Fiodor Dostoevski, otorgó un lugar privilegiado al juego de la ruleta en su novela El jugador (1866), y conocimos por primera vez a un joven y sofisticado agente secreto, James Bond, en Casino Royale, de Ian Fleming (1953) . Estas son solo algunas de las apariciones más destacadas del juego en la literatura, pues la lista resulta tan numerosa y diversa como lo ha sido la mirada de sus autores hacia al juego.

En la gran pantalla, encontramos referencias al juego desde Casablanca (1942), donde Humphrey Bogart interpreta al propietario del ya clásico Rick’s Café Americain; a la saga Ocean’s Eleven (1995), con sus ingeniosos asaltos a los casinos de Las Vegas; pasando por el memorable papel de De Niro y Joe Pesci en la negra Casino (1995) y las surrealistas situaciones vividas por los personajes de Resacón en las Vegas (2009). Estas son solo algunas referencias de grandes producciones desarrolladas en lugares como Montecarlo o Las Vegas, que, en muchas ocasiones, se han puesto al servicio de la ficción, mostrando una industria llena de irregularidades que nada tiene que ver con la exhaustiva normativa que rige en la realidad de la actividad del juego. Una industria de vital importancia para la generación de empleos y tributos, fuente de entretenimiento e intercambio y generación cultural.

Existen mitos muy arraigados en el imaginario colectivo acerca del sector del juego que, tradicionalmente, se han extendido a la sociedad a través de reproducciones “ficcionadas”, en algunas ocasiones, o a través de cifras publicadas en algunos medios o foros políticos muy alejadas de la realidad, en muchas otras. Animados por la constancia de estas creencias populares, desde CeJuego trabajamos para ofrecer la realidad que existe detrás de cada uno de estos mitos, recopilados en un documento vivo: Mitos y Realidades. A través de este documento, desmontamos las construcciones realizas sobre la realidad del juego. Mitos como la imagen de un sector problemático e ilegal, o la oscuridad que existe en los casinos y locales de juego para que los jugadores pierdan la noción del tiempo son contrastados en Mitos y Realidades.

Nuestros estudios arrojan luz a la realidad de un sector de enorme importancia económica para nuestra sociedad, que solo en España genera más de 260.000 empleos y sirve de entretenimiento a más de un 80% de la población.

Os invitamos a descubrir lo que la verdad esconde y a seguir disfrutando de la cultura y de la forma más antigua de entretenimiento, con conocimiento y responsabilidad.

Share on twitter
Share on linkedin